Las mezcladoras de cintas helicoidales, también conocidas como Ribbon Blender, son máquinas utilizadas para mezclar u homogeneizar mezclas. Tienen una estructura centran en forma de “U”, dentro de la cual está el agitador de las cintas. Como su nombre lo indica, las cintas tienen forma helicoidal, a diferencia de las mezcladoras doble sigma, cuyas cintas tienen forma de una “Z” doble.
Por lo regular, las mezcladoras de cintas helicoidales tienen dos formas de mezclar los productos:
– Por cargas: Se establece una carga determinada del producto a mezclar. Una vez que se terminó el proceso de mezclado de esa carga, es retirada y se le introduce una segunda.
– Alimentación continua: En este caso se tiene una boca de alimentación y otra de salida. El material a mezclar se introduce constantemente por la boca de alimentación y sale por la boca de salida sin detener el proceso para cambiar la carga.
Las cintas helicoidales están montadas sobre un mismo eje, este es el que les dará el movimiento. Pese a que las cintas se montan sobre un mismo eje, estas actúan en sentido contrario. Lo que esto permite es que las mezcladoras de cintas helicoidales tengan un mecanismo de progresión.
El mecanismo de progresión de las mezcladoras de cintas helicoidales se refiere a que una de las cintas empuja lentamente los sólidos hacia atrás, mientras que la otra cinta los desplaza rápidamente hacia adelante. Todo el proceso de mezcla se lleva a cabo por el efecto de turbulencia que producen las cintas helicoidales y no tanto por el contacto de estas con el material que se quiere mezclar.
Dicho en otros términos, las mezcladoras de cintas helicoidales operan mediante un mecanismo de convección. El movimiento que genera la turbulencia de las cintas es radial y lateral, de esta manera se asegura una mejor mezcla en ciclos cortos

 
error: Contenido protegido por PULVEX